BLOG

Ruedas: principales causas de deterioro y cómo prevenirlas

Las ruedas se aplican en muy numerosos contextos de uso, tanto en diferentes sectores de la industria así como en el ámbito doméstico y el comercial. Incluso, en la gastronomía y hasta en el montaje de estructuras y escenografías artísticas están presentes, donde cumplen una función esencial.

Con el paso del tiempo y el uso reiterado, tal como cualquier otro dispositivo práctico, pueden presentar signos de desgaste, pérdida de resistencia y dificultades para el deslizamiento normal.

Para elegir el modelo de rueda adecuado, es muy importante identificar qué clase de requerimientos exigen las condiciones de aplicación futura. Por ejemplo, debemos evaluar: la capacidad de carga, la capacidad de absorber ruidos y vibraciones, resistencia a altas/bajas temperaturas, mayor/menor diámetro, capacidad de maniobrabilidad, velocidad de deslizamiento, entre otros aspectos.

¿Por qué se desgastan las ruedas industriales?

Las ruedas industriales pueden sufrir la oxidación de sus partes metálicas, desprendimientos del revestimiento de su núcleo, deformación por cargas excesivas y desequilibrios o deterioro de la banda de rodadura. Estos son los desgastes más usuales.

Repasemos las principales razones que producen estas alteraciones, para estar en condiciones de prevenirlas y, también, estar informados a la hora de una nueva compra. 

1) Falta de lubricación

Esta puede afectar al conjunto de la rueda industrial (rueda, soporte y mecanismo de montaje). Es una de las causas de desgaste prematuro más frecuentes, generada cuando falta la película lubricante que crea la viscosidad del aceite base aplicado. 

La falta de lubricación, además, genera daños abrasivos en las superficies de deslizamiento, como lapeados, decoloración y ralladuras.

2) Contacto con sustancias abrasivas

No todos los materiales presentan la misma resistencia química. Restos de sustancias, polvo y desechos sólidos o punzantes pueden afectar a ciertos tipos de ruedas y, con ello, debilitar de forma integral su buen funcionamiento.

Factores abrasivos de este tipo, utilizados en los procesos diarios de trabajo,  conducen a roturas, oxidación y contaminación de los materiales que componen la rueda.

3) Rozamiento y corrosión

Las irregularidades en las superficies de deslizamiento, como el uso en exteriores de ruedas no preparadas para tal aplicación, generan deterioros profundos en la banda de rodadura e, incluso, a nivel del eje de la rueda.

La oxidación, exceso de humedad o marcas de impactos así producidas, afectan al conjunto de la rueda industrial y su óptimo funcionamiento.

4) Montaje inadecuado y sobrecarga

Sucede cuando no se realiza del modo apropiado, o sin las herramientas correctas, la instalación de la rueda en el carro/equipo industrial. También, puede haber fallas en la unión de la rueda y su soporte, sobre todo, como producto de sobrecargas: cuando la rueda debe sostener pesos muy por encima de su capacidad de carga máxima.

¿Necesitás restaurar tus ruedas?

En Torge contamos con servicios de reembandado y restauración integral de todo tipo de modelos de uso industrial. ¡Hacé tu consulta de forma personalizada! Juntos, podemos evaluar el procedimiento que mejor se ajuste a tus necesidades de acondicionamiento y reparación.

Nota recomendada: ¿Son las ruedas de hierro una buena opción? ¿Qué características tienen?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *