BLOG

Reembandado de ruedas, ¿cuándo se aplica?

El reembandado de ruedas es un servicio de acondicionamiento y restauración, tanto del núcleo como de la banda de rodadura de una rueda. Con este proceso, una rueda deteriorada recupera las características de una nueva y está en óptimas condiciones para la siguiente aplicación.

Tras largos tiempos de uso, ritmos intensos de trabajo o la intervención de factores abrasivos, el desgaste es una consecuencia natural en cualquier tipo de rueda. Sin embargo, esto no implica que queden inutilizables, pueden reacondicionarse y volver a encontrarse como nuevas, listas para continuar con el trabajo.

En esta nota te contamos cómo realizamos, en Torge, nuestro servicio exclusivo de reembandado de ruedas.

¿En qué consiste el procedimiento de reembandado de ruedas?

Como mencionamos, se trata de un proceso técnico de transformación de una rueda usada en una nueva. Parte del reembandado consiste en un procedimiento llamado recauchutado o embandado, en el que se sustituye la banda de rodadura ya gastada y se aplica una nueva. La otra parte del proceso consiste en el acondicionamiento y limpieza del núcleo de la rueda.

El primer paso en el reembandado de ruedas es realizar una exhaustiva inspección inicial, interna y externa. De esta forma, se identifican todos los desperfectos de cada parte de la rueda.

Luego se procede, mediante un procedimiento de mecanizado, a eliminar el caucho deteriorado y limpiar la superficie de la carcasa de la rueda, de forma que su textura y forma estén en condiciones de agarre para la nueva banda de rodadura a aplicar.

El saneado y la reparación de los desperfectos se realizan mediante maquinaria manual específica a tal fin. Aquí también se procede a eliminar todo rastro de óxido.

Finalmente, la rueda está lista para un nuevo embandado. Se adhiere, entonces, una nueva banda de rodadura. Una vez más, se inspecciona en detalle los resultados del trabajo realizado y, si no se encuentra ningún defecto a arreglar, la rueda se pinta y el proceso de reembandado está finalizado.

Tipos de reembandados

Reembandado de ruedas en caucho negro

Se realiza, específicamente, un reengomado de la banda de rodadura en caucho negro. Puede aplicarse, por ejemplo, en ruedas para apiladores, autoelevadores y fresadoras de asfalto. El método utilizado es el vulcanizado de goma al aro o núcleo metálico de la rueda.

Reembandado de ruedas non marking

En este caso se realiza un reengomado de la banda de rodadura en caucho non marking, cuya formulación garantiza alta resistencia al desgaste y roturas. La banda de rodadura añadida puede ser lisa o con dibujo, en caso de buscar garantizar una mejor tracción de la rueda.  Es aplicable en la restauración de mazas para plataformas elevadoras de tipo tijera, por ejemplo.

Reembandado de ruedas en poliuretano

Consiste en la restauración de la banda de rodadura con un proceso de rediprenado en poliuretano de media o alta performance, según el requerimiento de la rueda y sus características. El reembandado en poliuretano es aplicable a ruedas para equipos industriales, como zorras hidráulicas y zorras eléctricas, apiladores y autoelevadores eléctricos.

¿Tenés alguna duda?

El reembandado es un método con grandes beneficios: acelera los procesos de producción y los procesos de mantenimiento, garantiza una operatividad segura y reduce los costos de trabajo.

En Torge podemos asesorarte y encontrar el tipo de reembandado de ruedas que mejor responda a tus necesidades. ¡Contactanos!

Seguí leyendo: Variedades de ruedas de polipropileno: con freno, giratorias y fijas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *